Enseñar a aprender y aprender a disfrutar

Antes de empezar esta gran aventura me gustaría presentarme un poco. Que sepáis el porqué de mi visión sobre el mundo de la prevención y como entiendo las cosas.
Educadora por vocación he trabajado muchos años con niños como Monitora y más tarde de Directora de ocio y tiempo libre, aunque también he de reconocer los grandes y largos días que pasé en las aulas de preescolar y primaria. Trabajar codo con codo con profesionales del mundo de la educación y las ganas de enseñar a aprender me hicieron estudiar Psicopedagogía. Una rama increíble de la educación dónde te preparan para sacar lo mejor de cada persona y favorecer en todos los sentidos su integración en el mundo que le rodea. Una de las herramientas que como Psicopedagoga juega a mi favor es la capacidad de saber adaptar los entornos a las personas.
Profesionalmente estoy atada al mundo del comercio y la atención al cliente. Primero como dependienta, luego como gerente y actualmente también como formadora. La dirección de equipos humanos es algo que me apasiona, igual que la gestión de las unidades de negocio.
De estas dos formas de entender las relaciones (como procedimientos de aprendizaje por parte de la psicopedagogía y como la gestión del capital humano para la consecución de objetivos por parte de la gestión de negocios) nace la inquietud por la formación y la prevención en riesgos laborales.
Para mí, la PRL es más que el simple hecho de evitar enfermedades, accidentes o riesgos. Va más allá. Es una forma de vida extrapolable a la más tierna infancia. Analizar la situación, pensar y actuar nos convierten, en cualquier situación de nuestra vida, en personas eficaces, eficientes y seguras.
Mi parte más educadora ve la prevención de riesgos laborales como la gran oportunidad que tienen las empresas de unir y gestionar eficazmente a su personal. La otra parte más gestora ve la prevención como la herramienta clave para lograr los objetivos que la empresa se proponga.
Formación, gestión, dialogo, equipo, colaboración, cooperación, aprendizaje… son indispensables para una empresa, para sus trabajadores y para todo el mundo. Esa es mi premisa: Enseñar a aprender y aprender a disfrutar.